viernes, 31 de julio de 2015

Hallan sin vida a jóvenes que cayeron en canal de Ahuatepec

Nota publicada en Cinco Radio
Por: Redacción

Tras dos días de intensa búsqueda por parte de familiares y amigos, y después por personal de Protección Civil del Estado y Bomberos, así como personal de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), esta madrugada fueron hallados los tres cuerpos sin vida de los jóvenes que cayeron con su automóvil en un canal de riego de Valsequillo a la altura de Ahuatepec.


Este hallazgo se registró en el paraje denominado “La Laguna” justo en una curva rumbo a Tlanepantla. A las 5:30 de la mañana de este viernes fue encontrada Pobeda Martínez Tomás y una hora después Oscar Avendaño de Rosas, de 24 y Luis Pérez Vázquez de 23 años.

Germán Sierra Sánchez delegado de CONAGUA señaló que el cierre de válvulas fue determinante para que bajara el nivel de agua y flotaran los cuerpos de las víctimas.

Los cadáveres fueron encontrados a una distancia de 50 metros uno del otro, narró a Buenos Días de Cinco Radio un redescucha.

El martes por la noche acudieron a un baile a la feria de Tecali de Herrera, tocaba la Arrolladora, y salieron por la madrugada del miércoles. Alrededor de las 04:30 horas al pasar el sifón de Ahuatepec, junta auxiliar de Tecali, perdieron el control del Jetta blanco en que viajaban y éste cayó al canal de aguas de riego.

Cabe señalar que la joven sobreviviente relató que ella fue arrastrada por el agua hasta Tlanepantla, comunidad donde algunos pobladores la vieron y rescataron. Como vieron que estaba viva llamaron a los números de emergencias y a bordo de una ambulancia fue trasladada al CESSA de Tochtepec, donde refirió lo ocurrido.

Desde el miércoles familiares y amigos, pero con ausencia de cuerpos de rescate, buscaron por el lugar pero de forma infructuosa. También solicitaron a CONAGUA que cerrara las compuertas de la presa de Valsequillo para que el nivel de agua disminuyera y pudieran hacer una mejor búsqueda, pero esta petición no fue atendida.

Esta ausencia de los cuerpos de rescate y su dirección, puso por momentos en riesgo a los impetuosos familiares quienes corrieron riesgos innecesarios al entrar al agua con una especia de balsa improvisada con tambos de plástico, los cuales amarraron e hicieron flotar por la zanja.

Después CONAGUA puso a disposición de estas labores una máquina de gran envergadura, con un largo brazo mecánico con el cual se podía alcanzar el fondo de la zanja e ir removiendo los lodos del fondo.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada